¿Qué es la Hepatitis?

Es una enfermedad infecciosa que afecta al hígado provocando su inflamación y daño, afectando el buen funcionamiento de este órgano.

La hepatitis puede ser una infección aguda (a corto plazo) o una infección crónica (a largo plazo). Algunos tipos de hepatitis solo causan infecciones agudas. Otros pueden causar infecciones tanto agudas como crónicas.

Tipos y Causas de la Hepatitis

Existen diferentes tipos de hepatitis, con diferentes causas:

¿Cómo se transmite la hepatitis viral?

En general, la hepatitis A y la hepatitis E se transmiten a través del contacto con alimentos o agua contaminados con las heces de una persona infectada. También puede contraer hepatitis E al comer carne de cerdo, ciervo o mariscos poco cocidos.

La hepatitis B, C y D se transmiten a través del contacto con la sangre de una persona con la enfermedad. La hepatitis B y D también se pueden propagar a través del contacto con otros fluidos corporales. Esto puede suceder de muchas maneras, como compartir agujas de drogas o tener relaciones sexuales sin protección.

¿Quién está en riesgo de contraer hepatitis?

Los riesgos son diferentes para los distintos tipos de hepatitis. Por ejemplo, con la mayoría de los tipos virales, su riesgo es mayor si tiene relaciones sexuales sin protección. Las personas que beben mucho durante períodos prolongados corren el riesgo de contraer hepatitis alcohólica.

La Hepatitis - Causas, transmisión y prevención

Síntomas de la

Algunas personas con Hepatitis no presentan síntomas y no saben que están infectadas. Si hay una infección aguda, los síntomas pueden comenzar entre 2 semanas y 6 meses después de haberse infectado. Si existe infección crónica, es posible que no tenga síntomas hasta muchos años después.

Si se presentan síntomas, pueden ser los siguientes:

¿Qué otros problemas puede causar la hepatitis?

La hepatitis crónica puede provocar complicaciones como cirrosis (cicatrización del hígado), insuficiencia hepática y cáncer de hígado. El diagnóstico y el tratamiento temprano de la hepatitis crónica pueden prevenir estas complicaciones.

Diagnóstico

Para diagnosticar la hepatitis, el profesional de la salud puede:

Tratamiento

Depende del tipo de hepatitis, si es aguda o crónica. La hepatitis viral aguda a menudo desaparece por sí sola. Para sentirse mejor, es posible que solo necesite descansar y tomar suficientes líquidos. Pero en algunos casos puede ser más serio. Incluso podría necesitar tratamiento en un hospital.

Hay diferentes medicamentos para tratar los distintos tipos crónicos de hepatitis. Otros tratamientos pueden incluir cirugía y otros procedimientos médicos. Las personas con hepatitis alcohólica deben dejar el alcohol. Si la hepatitis es crónica provoca insuficiencia hepática o cáncer de hígado, es posible que se necesite un trasplante de hígado.

¿Se puede prevenir la hepatitis?

Hay diferentes formas de prevenir o reducir el riesgo de hepatitis, según el tipo de afección. Por ejemplo, no beber demasiado alcohol puede prevenir la hepatitis alcohólica. Existen vacunas para prevenir la hepatitis A y B. La hepatitis autoinmune no se puede prevenir.

Campaña “Ama tú Hígado”

28 de julio

Día Mundial contra la Hepatitis

Todos los años en conmemoración del “Día Mundial contra la Hepatitis”, realizamos una campaña preventiva para concientizar, educar e informar sobre la detención temprana de las diferentes enfermedades relacionadas con el hígado tales como la Hepatitis, bajo el lema “Ama tú Hígado”. En el año 2020 por efectos de la pandemia generada por el virus Covid-19, se hizo de manera virtual a través de la plataforma Zoom con una interesante y amena charla informativa bajo el título “Alimentación para la Vida” y en publicaciones alusivas en nuestras redes sociales.

¿Qué es el
hígado?

¿Qué es el
Cáncer?

¿Qué es el Cáncer de hígado infantil?

¿Qué es Atresia
Biliar?

¿Qué es el trasplante de hígado?

¿Qué es la
Hepatitis?